tierra-trag2.jpg

En un sentido amplio, el espíritu emprendedor es una actitud general que puede resultar útil en todas las actividades laborales, sociales y en la vida cotidiana.

Se trata por tanto de una competencia básica y entre los objetivos de EJECANT está fomentar en los jóvenes las cualidades personales que constituyen la base del espíritu emprendedor: la creatividad, la iniciativa, la responsabilidad, la capacidad de afrontar riesgos y la independencia.

Europa necesita más personas emprendedoras y más empresas deseosas de embarcarse en actividades creativas e innovadoras. Tanto o más España y Cantabria.

La cultura emprendedora es algo más que la mera creación de empresas, es una actitud de participación activa en nuestro entorno social y empresarial.

La escuela tiene también por ello una visión humanista de la administración de empresas, en la que se da a la persona el principal valor, por encima de otros factores de la producción, confirmando que este factor incide notablemente en el éxito de la empresa y en su contribución a la calidad de los productos y servicios que ofrece.

Tratamos de constituir el capital humano que son las personas a través de la formación y el aprendizaje continuo y retener este capital generando compromiso e involucrando a los jóvenes en el proceso de creación de empresas.

Los beneficios de la extensión del espíritu empresarial son claros: creación de empleo, mejora de la competitividad y crecimiento económico.

El objetivo de la Dirección General de Juventud, es consolidar este espacio para fomentar el espíritu emprendedor y la formación en creación de empresas entre la Juventud de nuestra región. La escuela es un lugar de aprendizaje con una metodología práctica y dinámica, para todos/as quienes quieran crear/diseñar/mejorar/implementar sus proyectos.

Con EJECANT, la Dirección General apuesta por despertar esa actitud que cualquier joven puede tener, pero que por falta de motivación, conocimiento, apoyo, o simplemente por la ausencia de cultura emprendedora no se llega a desarrollar.

Con la formación se consigue por un lado dar respuesta a la demanda y necesidad de un emprendedor/a, por otro impulsar la actividad empresarial. Estos son los compromisos adquiridos desde nuestra escuela. Esperamos estar ofreciendo una respuesta a las necesidades reales de los jóvenes.