Como sabéis, Web 2.0 es el término acuñado por Tim O’Reilly para describir la tendencia de la red a exponer aplicaciones cada vez más colaborativas e interactivas. Así, sitios como la Wikipedia, Hi5, YouTube, Flickr, redes sociales de todo tipo como Xing y Linkedin, MySpace y Facebook, han explotado en firme el concepto y obtenido en el camino enormes ganancias.

En paralelo, los Weblogs también han ido dejando su marca, convirtiéndolos en un espacio de información y opinión, que día a día va ganando espacio a los medios tradicionales. Solo hace falta echar un vistazo a las estadísticas de Technorati, para darse cuenta de la popularidad creciente de las bitácoras.

El siguiente paso era previsible. El Profesor Andrew MacAffee de la Escuela de Negocios de Harvard, en el foro titulado: “Enterprise 2.0 Executive Forum”, acuña el nuevo término: La Empresa 2.0, mediante el cual hace referencia a la adopción de las herramientas de la Web 2.0 por parte de las empresas.

En el foro, un grupo de especialistas de varias empresas australianas relatan las experiencias con la utilización para fines empresariales de las herramientas Web 2.0. Así, Westpac utiliza Second Life para el entrenamiento del personal, mientras Cochlear (fabricante de oídos biónicos) hace uso del Wiki para el desarrollo de software. La farmaceútica Janssen-Cylag ha desarrollado una Intranet basada en blogs, para la comunicación interna. Todas estas tecnologías son claramente Web 2.0.

“Enterprise 2.0 es el uso de plataformas emergentes de software social dentro de las compañías, o entre compañías y sus socios o clientes”. Andrew MacAffee.

Algo que resaltar es que lo importante de las aplicaciones emergentes es como se usa el software, no como se distribuye, se desarrolla, o como es integrada. La clave de la Empresa 2.0 es el USO, la clave es conseguir más y más gente de la organización usando aplicaciones de software que permitan compartir ideas e información.

Vía: Facebook noticias y The Age