La actividad emprendedora en España creció un 4,11% en 2007, según refleja el Informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor), el principal informe internacional que analiza la situación de la actividad emprendedora en el mundo, y que coordinan en España expertos del IE BUSINESS SCHOOL, con el patrocinio de la Dirección General de la Pyme del Ministerio de Industria, Banesto y la Fundación Incyde.

theme_7.jpg

Entre las principales conclusiones del informe destaca un crecimiento moderado de la actividad emprendedora en España en el año 2007. El TEA (Total Entrepreneurial Activity), un índice que mide la actividad emprendedora en fase inicial, se sitúa en el 7,6% frente al 7,3% del pasado año. Esta tasa sitúa a España en la 4 posición de los países de la UE y en la 8ª plaza de los miembros de la OCDE analizados por el GEM. Las iniciativas empresariales españolas han reducido, además, su índice de ‘mortalidad’ en un 16,6%, lo que refleja la tendencia a la consolidación de su actividad.

Emprendedores/as inmigrantes
La presencia de extranjeros emprendedores sigue incrementándose progresivamente. El 12,8% del total de la actividad emprendedora en fase incipiente registrada en 2007 correspondió a iniciativas puestas en marcha por extranjeros, una cifra que duplica el 5,7% registrado en 2005 y superior al 11,7% de 2006. La población extranjera, según los autores del Informe GEM, es proporcionalmente “más emprendedora que la española” y dentro del colectivo inmigrante los que están en régimen general de permanencia son más emprendedores que los comunitarios.

Ecuador es el país que mayor proporción de emprendedores extranjeros de régimen general ha proporcionado en 2007, desplazando a Argentina que ocupó los primeros puestos en 2005 y 2006. Los colectivos de Ecuador, Colombia, Venezuela y Rumania han ido escalando posiciones en la distribución a lo largo del 2006 y el 2007.

Francia es el país comunitario que más emprendedores proporciona a España en todo el período analizado. Además la diversidad de procedencias es cada vez mayor.

Retrato robot del emprendedor
En cuanto al perfil medio del emprendedor español, se mantiene bastante estable. Es preferentemente un hombre de 37,9 años de edad media, con estudios superiores, nivel de renta elevado, que trabaja, habitualmente a tiempo completo en la iniciativa que está desarrollando, que no había sido emprendedor con anterioridad en una actividad distinta de la actual y de origen español. Aunque obviamente, la variedad de casos es amplia y no se puede generalizar.

La mayor parte de las iniciativas creadas siguen siendo microempresas y al igual que en años anteriores, predomina el autoempleo. Las expectativas de crecimiento son algo más modestas que las de la edición pasada, lo que refleja cierta cautela de los emprendedores ante una situación de incertidumbre y suave desaceleración que sufren las economías occidentales.

La tasa de actividad emprendedora femenina desciende un 8,1% dentro del conjunto de emprendedores, situando a España en el cuarto lugar en el contexto internacional frente al segundo puesto del pasado año, en relación a este ratio. El porcentaje de mujeres que emprende a tiempo parcial (13,6%) es superior al de los hombres (7,6%).

Financiación
El capital medio de las empresas puestas en marcha en 2007 ha rondado los 79.000 euros, lo que supone un incremento del 19,6% sobre la inversión inicial en el 2006. El 50% (mediana) de los proyectos nacientes (start-ups) invirtieron hasta 45.000€ y el resto una cantidad igual o superior a esta, indicador que muestra un aumento del 12,5% con respecto al del año anterior. La moda o caso más frecuente se sitúa en 30.000€, cifra similar a la del 2006

La financiación bancaria sigue siendo la fuente más utilizada por los emprendedores. Igualmente las ayudas gubernamentales siguen jugando un papel destacado en la financiación al proceso emprendedor aunque la proporción de su presencia sea menor este año. Finalmente, el Informe GEM destaca el lento avance de la financiación de capital privado a través de Business Angels profesionales o entidades de capital riesgo, cuyo papel sigue siendo muy reducido en comparación con el de otras fuentes de financiación en fases iníciales del proyecto.

Innovación
El porcentaje de empresas que usan tecnologías innovadoras aumenta del 18% del año pasado al 27% en 2007. La mayor parte de las iniciativas creadas siguen siendo microempresas, pero en el 2007 se advierte una mayor presencia de empresas nacientes con empleados. Aún así se observa una importante mejora en cuanto a obtención cuota de mercado, pues un 8% tiene expectativas de notables de expansión en su sector frente a un 0% del año anterior.

También aumenta notablemente la actividad emprendedora de las empresas ya existentes, así por ejemplo si el año pasado solo un 1,2% de las empresas consolidadas generaron nuevos proyectos, este porcentaje aumenta al 6% el año en el 2007.

Metodología del Informe
Para realizar el informe, se ha utilizado una muestra de 27.880 personas de entre 18 y 64 años. Entre todos los equipos GEM de España, se han entrevistado 564 expertos de 9 ámbitos relacionados con el entorno emprendedor (financiación, políticas, educación, transferencias de I+D y otros), y también sobre las oportunidades para emprender, las habilidades que perciben en la población para poner en marcha una empresa y la identificación de los principales temas que, en su opinión, favorecen u obstaculizan el fenómeno emprendedor.

En cuanto a las recomendaciones, los temas generales más citados por los expertos, guardan relación con la educación y la formación del espíritu emprendedor, tema recurrente desde que se inició el Observatorio GEM en España y que avanza pero muy lentamente.

El Observatorio GEM español cuenta este año con 15 equipos regionales que presentan informes autónómicos específicos. Estos informes tienen el mismo grado de desarrollo que el nacional y constituyen una información muy valiosa para el conocimiento del fenómeno emprendedor en cada territorio. (En Cantabria por el momento no se realiza informe GEM regional)