Este tema merecería un estudio o un libro, no solamente un post en este blog. El caso es que hay un hilo común como dijo recientemente el conocido emprendedor Martín Varsavsky en su charla en el MIT Global Startup Workshop, (que como avanzábamos hace unos días se celebro este año en Madrid), entre estos tres mundos, hackers, código abierto y emprendizaje.

Los tres mundos buscan algo nuevo, comparten riesgo……, y hay un grupo en cada uno de esos mundos que sabe que está contribuyendo no solamente a su propio bienestar, sino al de mucha otra gente. Lo mismo ocurre con otra tendencia en auge: los emprendedores e innovadores sociales.

Hace 20 o 30 años un emprendedor era visto como alguien que busca solamente su propio interés económico, pero hoy en día además hay que tener en cuenta que es alguien que puede aportar proyectos que generen bienestar a la sociedad en la que vive así como crear puestos de trabajo para otras personas.

Claro que no es un camino fácil y para ser emprendedor/a hay que prepararse, planificar y trabajar para poder alcanzar el objetivo, pero la filosofía de un emprendedor/a nunca estuvo tan cerca como hoy de quien tenga un interés social y no tan sólo de beneficio personal, algo también lícito por supuesto.