Por Juan A. Pérez Torralbo

Como sabéis este año se cumplen 40 mayos del de 1968, aunque parece que esta fecha está pasando un poco desapercibida, oculta tras celebraciones más decimonónicas.

Al margen de cualquier consideración política, lo que más nos interesa de aquel año es que fue una explosión de creatividad histórica, seguramente la más intensa de las que nos quedan cercanas en el tiempo. Precisamente porque no solamente estuvo París; en la primavera de Praga, en Estados Unidos, en otros lugares del mundo, los jóvenes fueron quienes canalizaron ese estallido planetario reivindicando la imaginación y la creatividad como instrumento para solucionar problemas, frente a situaciones económicas y sociales estancadas desde hacía tiempo tanto en el entonces bloque comunista como en el occidental.

El cartel que veis arriba es uno de tantos que se pudo ver en las calles de París aquellos días. La frase decía “Sois jeune et tais toi” , “Sé joven y cállate”, e ironizaba con respecto a los que entonces opinaban que los jóvenes están mejor mudos.

Justamente lo contrario de lo que significa ser emprendedor, creativo, imaginativo…..

Desde EJECANT os animamos a que habléis, que escuchéis, que penséis, que imaginéis nuevos proyectos, que nos sugiráis que cursos os interesan más o cualquier otra aportación que consideréis……. en una palabra, que no dejéis de lado el espíritu emprendedor en ningún momento, tanto si trabajáis por vuestra cuenta como si lo hacéis contratados por alguien.

A veces (aunque cierto es que no siempre) ser innovador consiste precisamente en apostar por lo que a priori parece imposible o inviable. El análisis de viabilidad viene después.

Pero, como decía otro lema del 68; “Desear la realidad es bueno, realizar los deseos es todavía mejor“.