Por Juan Pérez Torralbo @juanpt

Como sabéis, nuestro objetivo es que la formación que ofrecemos en EJECANT no se quede simplemente ahí, sino que sea una pieza más en el engranaje que hace posible que el motor de la iniciativa emprendedora (tanto en el ámbito empresarial como en el social) arranque y tenga consecuencias positivas inmediatas en el bienestar de nuestra sociedad.

En cualquier caso, no podemos olvidar que el hincapié que recientemente se hace en el mundo de los emprendedores/as y la innovación no es una moda pasajera.

El austríaco Schumpeter (1883 -1950) es una referencia clara, al ser uno de los pioneros en dedicarse a analizar y resaltar la importancia de la creación de nuevas empresas  y el espíritu emprendedor para el bienestar y la calidad de vida de una sociedad, su papel para estimular la inversión y la innovación y su influencia clave en la prosperidad. (Antes otros autores como Weber habían tratado también estos temas desde otros puntos de vista)

Schumpeter popularizó, entre otros, el concepto de destrucción creativa para  describir el proceso de transformación que acompaña a las innovaciones.