El Consejo Superior de las Cámaras de Comercio españolas ha analizado la actual situación del colectivo de mujeres autónomas en España. En este sentido, ya superan el millón, lo que representa el 13% del empleo femenino. Según su situación profesional, el 60 % son trabajadoras independientes (autónomas sin asalariados); el 24% empleadoras (con asalariados) y el 2% pertenecen a cooperativas o socias trabajadoras de una sociedad laboral.

Fomentar y adaptar a las circunstancias actuales, y futuras, los programas de apoyo a las mujeres empresarias y aumentar la valoración social de la figura de la mujer que emprende como signo de reconocimiento de capacidad propia, son algunas de las conclusiones que han salido de la reunión que ha mantenido en Córdoba la Comisión Mujer Empresa del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio españolas. Actualmente, en torno a 1.087.000 mujeres trabajan actualmente en España por cuenta propia.

Sectorialmente, se ubican mayoritariamente en el sector servicios (80 por ciento) principalmente en las ramas de comercio (31); servicios a las empresas (13) y hostelería y restauración (12).

Por otra parte, y según se ha analizado en la reunión, la incorporación al empresariado femenino de un nuevo perfil de mujeres, más jóvenes y con alto nivel de formación, y que desempeñan actividades de servicios a las empresas (con alto valor añadido en contraposición a las actividades tradicionales) es una señal de la importante transformación que está experimentando el empresariado femenino.

El perfil de la mujer empresaria

En esta reunión se ha analizado también la actualidad de la mujer empresaria en España cuyo perfil no es homogéneo pero que suele responder a dos figuras representativas: la primera, a la trabajadora independiente, que emprende por necesidad (mayoritariamente) en el comercio, la hostelería u otras actividades de servicios personales; trabaja un número importante de horas y lleva su negocio bajo el modelo de autoempleo, lo que limita el alcance del mismo. Por el contrario, la segunda, responde a las empleadoras que reúnen a mujeres jóvenes, con formación universitaria, que emprende por oportunidad y dirige su negocio bajo un “modelo empresarial” previamente definido.

Fuente: A+