Por Gianni Moresco

Después de haber identificado la coherencia de vuestro proyecto de creación con las vuestras obligaciones personales debéis aseguraos la viabilidad comercial haciendo un estudio de vuestro mercado.

Esta etapa es fundamental y obligada para todas las futuras empresas porque permite :

  • Conocer las tendencias y los actores de vuestro mercado;
  • Reunir algunas hipótesis que os permitirán de hacer una previsión de vuestra cifra de negocio futuro;
  • De hacer las mejores decisiones comerciales para lograr vuestros objetivos (realizar en concreto la cifra de negocio provisional);
  • De fijar, en manera coherente y concreta, los precios de vuestros productos u servicios, y como promoverlos e difundirlos (marketing);
  • Establecer un presupuesto provisional para la realización de vuestro proyecto de creación.

El futuro empresario debería saber (¡debe!) que la opinión de su cliente es muy importante, casi vital por el futuro de su propria empresa.

Todas la decisiones que tomará, deberán tener en cuenta algunas cosas:

  • ¿Quien es su cliente ?;
  • ¿Que es lo que quiere?
  • ¿Donde vive?

El cliente deberá ser el centro de sus preocupaciones.

Ahora alguien, entre vosotros, podría opinar : «conozco empresarios que lograron crear su empresa sin hacer un estudio de mercado».

¡Es la verdad! Puedo decirle que hay otro factor que pueden llevarnos al éxito como por ejemplo la suerte. Un factor muy importante. Un empresario puede también crear, o intentarlo, sin hacer un estudio de mercado.

Pero cuando se elije invertir tu tiempo, tu familia y tu capital en la creación de una empresa no nos podemos permitir el lujo de apostar solo sobre el factor “suerte”.

El estudio de mercado es sin embargo algo desconocido para la mayoría de los creadores que, desafortunadamente, todavía no tienen conciencia de su utilidad.

Y su utilidad no es indicar una vía de éxito absoluta cuanto la de reducir al máximo los riesgos y os permite de conocer de mejor manera el entorno de vuestra futura empresa y también os ayuda a tomar decisiones adecuadas y adaptadas.

Si tu conoces tu mercado eres capaz también de tomar decisiones.

Sin clientes no hay mercado.

¿Quien son tus clientes?

¿Te lo has planteado?

Share

About these ads