Los modelos de trabajo van evolucionando con la propia sociedad: hace ya tiempo que muchas empresas descubrieron el valor de un buen freelance, externalizando el trabajo para ser resuelto de una forma más dinámica y profesional. Y al igual que ese cambio hizo más directa la resolución de encargos puntuales, el nuevo modelo para resolver tareas concretas se llama crowdsourcing: esto es, encargar a una comunidad de usuarios la resolución de una tarea, cuyas propuestas compiten entre ellas ganando la mejor.

Un ejemplo de su aplicación al mundo del diseño es 12designer.com, la plataforma online de crowdsourcing creativo más importante de Europa (hay otros ejemplos en EEUU, como 99designs.com, donde se creó este modelo). En 12designer se puede encargar desde el diseño de un logotipo hasta (lo que nos interesa) el diseño de páginas web e incluso una programación posterior en html. El funcionamiento es tan sencillo como eficaz: los clientes crean el briefing del proyecto y fijan el precio de compra, los diseñadores envían propuestas y el cliente compra el diseño que más le gusta. Las ventajas son obvias: la mejor propuesta gana, y el proceso, simple y claro, ahorra a todas las partes tiempo y esfuerzo (y por tanto, dinero), ofreciendo un diseño profesional a clientes que hasta ahora no podían acceder al mismo.

A fecha de hoy ya son más de 4500 los diseñadores de Alemania y España que decidieron hacerse miembros de 12designer.com y tener la oportunidad de formar parte de innumerables proyectos. Desde los encargos clásicos -logotipos, folletos, banners, diseño web- hasta los más innovadores, como el diseño de una lona para cubrir un edificio: todo se puede realizar en 12designer. Incluso, uno puede poner nombre a un producto o a su nueva empresa. Asimismo, la plataforma no es sólo atractiva para clientes: los diseñadores ganan dinero y consiguen clientes sin tener que preocuparse del tedioso proceso de convencer a un cliente en larguísimas reuniones de trabajo.

12designer es una buena oportunidad para resolver los problemas de comunicación que una empresa pueda tener, no sólo por su inmenso capital humano, sino también porque, al estar en fase de lanzamiento, su uso resulta completamente gratuito, tanto para clientes como para diseñadores. El 100% del presupuesto de un proyecto va al diseñador ganador, sin costes adicionales para el cliente. Desde luego, una buena oportunidad para poner a prueba el que, dicen, es la forma de negocio del futuro: el crowdsourcing creativo.

Fuente y más info:  http://www.12designer.com

Share