La UE ha aprobado la concesión de 100 millones de euros en préstamos a desempleados que quieran iniciar un nuevo negocio y pymes de menos de diez trabajadores cuyo volumen de negocio no supere los dos millones de euros. Esta medida permitirá ofrecer 45.000 créditos de hasta 25.000 euros que beneficiarán a aquellas personas que tengan dificultades para acceder a los servicios bancarios tradicionales. La cantidad se repartirá en un periodo de cuatro años, entre 2010 y 2013.

Esta es la primera medida de la UE no relacionada con el sistema financiero, sino con el empleo. Tenemos que salir de la crisis no sólo consolidando el sistema financiero, sino generando empleo e incorporando al mercado laboral a todas aquellas personas que durante todo este tiempo han perdido el trabajo. Con esta iniciativa la UE da un enorme paso a la hora de afrontar sus principales problemas: la crisis y el empleo”, ha señalado el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

De los 100 millones de euros aprobados, 60 provendrán del programa Progress, destinado a ayudar a los desempleados, y los 40 restantes se extraerán de los fondos sin asignar del presupuesto de la UE para Competitividad, Crecimiento y Empleo. Se pretende con ello generar un efecto palanca que movilice hasta 500 millones de euros disponibles en microcréditos, gracias a la cooperación con instituciones como el Banco Europeo de Inversiones.

En la recepción de los microcréditos tendrán prioridad las empresas que cumplan fines sociales como la ocupación de personas discapacitadas o desfavorecidas, y los desempleados que quieran hacerse autónomos. Los interesados deben presentar una solicitud a un banco, caja de ahorros o entidad no bancaria que conceda microcréditos, y serán elegidos a partir de criterios financieros preestablecidos por una institución financiera internacional designada por la Comisión Europea.

Fuente: A+

Share